Yeyuk

Yeyuk

Hidroterapia

Hidroterapia, el  término procede del griego Hydro (Agua) y Therapia (curación).

La Hidroterapia es la  utilización del agua como agente terapéutico, en cualquier forma, estado o temperatura, sus beneficios son consecuencia del uso de agentes físicos como la temperatura y la presión.

Es una disciplina que se engloba dentro de la balneoterapia, fisioterapia y medicina (hidrología médica) y se define como  el arte y la ciencia de la prevención y tratamiento de enfermedades y lesiones por medio del agua. En sus múltiples y variadas posibilidades; piscinas, chorros, baños y vahos... la hidroterapia es una valiosa herramienta para el tratamiento de muchos cuadros patológicos, como traumatismos, reumatismos, digestivos, respiratorios o neurológicos.

La rehabilitación y actividad física que se desarrolla en el agua para el tratamiento y prevención de numerosas lesiones o patologías forma parte fundamental para reducir el tiempo de recuperación de tu lesión, ofreciendo la posibilidad de mantener una actividad y movimiento de tu cuerpo desde el primer momento posterior a lesión u operación.
Gracias a los ejercicios en agua se consigue aliviar las molestias producidas por la lesión, mejorar la condición física, mejorar las actitudes posturales, levantar y reforzar el estado de ánimo con la finalidad de sentirse en mejor disposición y más motivados, incrementar la amplitud del movimiento articular, mejorar notablemente la resistencia aeróbica, así como la coordinación general, el equilibrio y otras cualidades físicas como la fuerza, la resistencia, la velocidad y la flexibilidad, favorecer la cicatrización así como la consolidación ósea y prevenir otros factores de riesgo de enfermedad o lesión. En resumen, en el agua iremos una etapa por delante en nuestra recuperación que fuera de ella.

La hidroterapia contribuye a la actividad general del organismo no sólo en el ámbito físico sino también en el psicológico, permitiendo al paciente observar su evolución y realizar gestos y/o movimientos para mejorar su amplitud y fuerza forma progresiva.
Contamos con una piscina de 10 mts de longitud por 5 mts de anchura, a una temperatura constante de 31º. Su profundidad es de 1,20 m. La depuración del agua de la piscina se realiza a través de un equipo de electrolisis, Con este sistema se ha conseguido una gran efectividad desinfectante tanto en el agua como alrededor de la piscina.
No afecta a la piel. No irrita los ojos. Es biodegradable. No tóxico. Evita el aumento de resistencia de los micro-organismos